‘ACORRALADOS’: Blanca no quiere una reconciliación con Mari Ángeles

A Blanca se le acabó la paz en la casona.

Y la entiendo, claro. El regreso de Mari Ángeles a la casona sólo ha servido para que el castigo que la organización impuso a Blanca –y a toda la casa- por haberle pillado fumando –que ya le vale- se viese multiplicado por mil a la hora de recibir malas contestaciones.

Si a eso le sumamos que Nagore tuvo un pequeño acercamiento a Mari Ángeles, aunque sólo fuese por sus ganas de conocer la verdad de la madre de Aída respecto a las hazañas de Liberto en la casona, la desazón de Blanca se vio doblada al ver a su amiga del alma cercana a su gran enemiga.

Y la verdad, Mari Ángeles tampoco hace nada para que haya algo de paz. Sigue pinchando a Blanca cada cinco minutos y criticando por la espalda como si no hubiera mañana.

¿Qué es lo malo de todo esto? Pues que Blanca, y su mala costumbre de reaccionar como una niña pequeña –aunque me encante-, siempre acaba cayendo en la autocompasión y con eso sólo consigue sacar a Nagore aún más de quicio. Y eso no es bueno.

Anoche, durante la gala, Jorge Javier preguntaba a Blanca si sería posible una reconciliación con Mari Ángeles y su respuesta fue clara y concisa: no.

Web: Acorralados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *