‘ACORRALADOS’: La unificación trajo la calma

Aplauden la primera comida de Raquel en la casona.

Aunque una calma un tanto falsa. Los veteranos por un lado han pegado el mayor de los repasos a los nuevos acorralados, con quien hablan, a quien miran y hasta a quienes se acercan a la hora de preguntar algo o confesar alguna vivencia de las ocurridas en la cabaña del bosque. Como era de esperar, siempre están los que se sorprenden por el cambio de actitud de algún compañero. Esta vez les ha tocado a Úrsula y Raquel. Ambas han hablado, primero entre ellas, y luego con otros miembros del grupo, que Liberto es otra persona diferente a la conocida esta semana anterior. Ambas han dicho que Liberto no ha sido precisamente hacendoso en las tareas de la cabaña, por lo que su llegada a la casona y sus continuas ayudas a todo el mundo no ha podido otra que sorprender a sus antiguas compañeras.

Como era de esperar, Dioni y sus cachorros, cachorros capataz y ayudante esta semana –Reche y Raúl-, fueron veloces cuales mosca a la mierda a preparar su plan de caza y captura de Álvaro Muñoz Escassi. Obviamente Escassi ha entrado en la casona por la puerta grande, trabajando como hasta ahora nadie había hecho, y eso ha hecho brillar los ojos de las tres arpías. Con esto no desmerezco el trabajo de los acorralados habituales, pero digamos que hasta ellos mismos se han sorprendido con el modo de trabajar de Escassi. Eso será por algo, claro está.

Web: Acorralados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *