‘ACORRALADOS’: Liberto va a ser capataz

Blanca y Nagore sueltan al ternero para ver cómo Marián corre detrás de él.

¿Queda claro? Que no es que quiera ser capataz, no, él VA A SER capataz, así, porque sí. Liberto por fin se ha dado cuenta que es el único nabo entre tanto higo y eso parece haberle dado un punto de fuerza macha no vista hasta este momento. Incluso sus propias compañeras se hacen cruces al ver las novedosas ganas de trabajar duro del anteriormente nombrado.

Cual no habrá sido la sorpresa entre el sector femenino que Raquel y Úrsula decidieron espiar a Liberto mientras estaba en el confesionario. Lo que allí escucharon les acabó provocando una carcajada y unas ganas inmensas de compartirlos con las que aún no sabían nada. “Nos ha puesto a todas a caldo. Dice que él va a ser el próximo capataz”, comentaba Úrsula entre risas a Blanca. La Borbona, que siempre cae en la misma pregunta, “¿Dijo algo de mí?”, tuvo que aguantar el escuchar como Liberto, después de tanto consejito de medio pelo, acababa criticándole en el confesionario y por la espalda.

No es por insultar, que conste, que el que aquí escribe es gay, pero este Liberto nuestro está demostrando ser una marica mala malísima de la muerte, de esas que te sonríen mientras sacan poco a poco un cuchillo del pantalón.

Web: Acorralados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *