‘ACORRALADOS’: Mari Ángeles al borde del colapso

Mari Ángeles derrumbada tras la acusación de Antonio David.

No por ser una la madre de Aída Nízar significa que pueda cargar con todo muerto viviente que se le acerque. Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos. Flaco favor le ha hecho Antonio David a Mari Ángeles con la bronca del jamón, pues no sé por qué me da por pensar que la acaba de colocar en la final.

Antonio David demostró ser todo un as en lo de tirar de la manta al precio que sea. No se le movió un pelo. Cuando vio que había sido descubierto el jamón, no tardó un solo segundo en tirarle la piedra a Mari Ángeles de que había sido ella quien había puesto ahí ese jamón. Qué reacción no tendría Mari Ángeles que cayó directamente en el llanto más desesperado, pues hasta a la gente dura como ella y acostumbrada a los enfrentamientos les duelen las puñaladas traperas como esa.

Más veo el vídeo y más vergüenza ajena me da el hecho de ver a una mujer que, por culpa de ser quien es, sea siempre el objetivo fácil de este tipo de chusma fría y malintencionada. Parece mentira que este hombre no sepa que está en televisión. Ahora, lo malo, seguro que será que para el jueves Mari Ángeles me tendrá preparada otra de la suyas y de nuevo volveré a estar enfadado con ella. Pero bueno… cosas de la tele… qué le vamos hacer.

Web: Acorralados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *