‘ACORRALADOS’: Nagore no abarca tanta bronca

Nagore está cansada de tanta pelea con Blanca.

Parece mentira que, cuanto menos gente va quedando en la casona, más grandes son las broncas que se forman. Y es que sólo hacen falta dos personas para liar la gran hostia sin necesidad de complicaciones. En una esquina situaremos a Blanca de Borbón. Blanca sigue siendo amiga de tener varios flancos abiertos. Por un lado su relación con Nagore. Esta pareja de amigas recién formada ha demostrado ser toda una montaña rusa de sentimientos, habiendo pasado del más puro amor a la indiferencia, pasando por los gritos y aterrizando en las lágrimas como unas cien veces, de las cuales veinte han sido todas esta última semana.

En la esquina contraria colocaremos a Mari Ángeles, concursante expulsada por el público y repescada por el mismo. Desde su regreso, su modus habitual ha pasado a ser demasiado sobreactuado, sabiendo -en teoría- donde pinchar para hacer daño y no dejando cabeza puesta en su sitio.

Mari Ángeles no traga a Blanca y viceversa. Sus broncas son constantes y sus compañeros están más que hartos de tener que aguantar sus interminables gritos. Blanca está demasiado nerviosa con su nominación. Y si a eso le sumamos los puñaditos de mierda que lanza Mari Ángeles a Blanca cada cinco segundos, ya terminamos de tener la bronca montada.

Esta noche tenemos una nueva gala de expulsión. Por fin sabremos de qué lado está el público. ¿Echaréis a Mari Ángeles de nuevo o daréis la patada a Blanca de Borbón? Espero que con este puente tan exagerado no se os haya ido la mano con el vino y me vengáis esta noche con sorpresas.

Web: Acorralados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *