‘ACORRALADOS’: Relaciones de ida y vuelta

Pues eso.

Será que van quedando pocas personas en la casona que cada vez ocupan más tiempo, si no en intimar, al menos en conocerse un poco más. Regina sigue unida y cada vez más a Liberto. Regina se está convirtiendo en la voz de la conciencia de Liberto, como una especie de Nagore con Blanca de Borbón, solo que con rezos incluidos. Regina está intentando motivar un poco más a Liberto para que su estancia en el programa sea lo más llevadera posible. Lo malo es que Liberto sigue sin encontrar afinidad alguna en el resto del grupo. Si bien su convivencia se ha suavizado un poco después de su pequeño encontronazo con Álvaro, parece que sus modos y su particular visión de la realidad en la casona no consigue asimilarse a la presentada por el resto de mujeres de la casa.

Liberto sigue hablando de todo lo que ha trabajado en la casona mientras que las chicas le corrigen diciendo “todo lo que está trabando AHORA”. Incluso Úrsula se ha querido sincerar con él, reprochándole su cambio de actitud una vez se unieron los dos grupos.

Web: Acorralados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *