‘ACORRALADOS’: Un asunto de mierda

Ya puestos con temas delicados, Blanca anda con cierta incontinencia anal últimamente.

Parece que no sólo es el culo de Blanca de Borbón el que se niega a posar ante la nueva cámara de la letrina. Más de un habitante de la casona ha decidido ir a plantar sus soberanos pinos al campo, justo detrás de la letrina. ¿Cuál es el problema ahora? Pues, obviamente, que la mierda se acumula y nadie la quita. Parece que nuestros chicos ni siquiera se molestan en enterrarlas un poco, por lo que podría ser que de aquí a unos días pudiesen montar su propio museo de la mierda, con diferentes figuritas e incluso con alguna estatua.

Alvaro, como patrón por segunda semana consecutiva, ha querido advertir de los peligros que semejante campo de minas puede tener y la manera de evitar los accidentes. Blanca ha sido la primera en levantar la mano y decir al patrón que ella está haciendo sus cositas fuera de la letrina, pero que se va más adentro en el campo y que siempre va con su pala para enterrar sus muñequitos y darles así una sepultura digna. ¿Alguien más levantó la mano? Pues no. Parece que es un fantasma, según ha dicho Álvaro, el que se dedica a cagar alrededor de la letrina.

Sólo espero, por el bien de sus pies, que sea quien sea el o la que esté rociando de mendrugos los alrededores de la letrina, opte por llevarse una pala y enterrar sus cositas a partir de ahora, pues lo de las minas antipersona ya no se lleva.

Web: Acorralados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *