‘ACORRALADOS’: Un homosexual gilipichis perdona a Blanca

Blanca no podía poner otra cara después de escucharse a sí misma.

Ay, Blanca, Blanquita de mi corazón, cómo te pudiste pillar tanto los dedos con tan pocas palabras, ¿eh? ¿No te das cuenta que España es muy pequeña y tú estás concursando en un reality show donde todo lo que dices te pasa factura? Jamás podrás decir delante de una cámara que alguien “es un gilipollas, un homosexual, un imbécil y un cretino integral, ha vivido durante un año de mi padre, pero es un gilipichis” y pensar que te ibas a ir de rositas.

Blanca pronunciaba esas mismas palabras en una conversación muy íntima con Nagore. He ahí la magia de los reality shows, la capacidad de hacer pública la intimidad más escondida de la manera más natural. Y claro, sólo pasaban unos días hasta ver cómo el afectado, Liberto López de la Franca, pasaba a formar parte de los acorralados en Asturias.

Tras la magia vino esa saña tan de Telecinco. Liberto entraba en el pajar y escuchaba en directo, en plena gala, lo que Blanca había dicho de él. Parece mentira que no sepan que, si hay algo de lo que controla Liberto, es de protocolo. Liberto habló de su etapa trabajando para el padre de Blanca e incluso perdonó esas palabras tan desafortunadas, dejando entrever la que podría ser una de las conversaciones más esperadas del programa entre Blanca y Liberto alguno de estos días que compartan en la casona.

Web: Acorralados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *