‘Alaska y Mario’: ¿Se pueden venir mis amiguitas?

Alaska y Mario Nancys

La parejita se quiere ir de viajes de novios. Ahora ya casados sólo estaban a falta de unas vacaciones en las que disfrutar de su amor. En referencia al destino del viaje sí que se pusieron de acuerdo enseguida: Los Ángeles y Las Vegas. Lo que al principio no quedó muy claro era cuantos iban a ir al viaje. Alaska hablaba de la pareja y Mario hablaba de la pareja más amigas.

¿Mario no acaba pareciendo muchas veces como si fuera el hijo de Alaska? Es ella la que siempre controla –bueno, controlar controlar…- a Mario. Que si la cerveza, que si las fiestas, que si vas a perder el avión, que si te tienes que poner a escribir, que hay que ver lo mal que vas con el inglés… ¿se me entiende, verdad? Y que conste que no lo digo por criticar, oye, que aquí uno no se mete en la vida de nadie… al menos no más de lo justo y necesario. Por comentar… tú ya me entiendes.

Organizar tu luna de miel y querer llevarte a los amigos es como tener tu primera cita y llevarte a tu hermana pequeña, ¿no? Y oye, que por mí, encantado. Cuanta más gente mejor y más aún si son las Nancys. Pero… no sé… es que sigue siendo la luna de miel. A mí este Mario me desconcierta un poco. Y más todavía cuando dice de llevarse a las Nancys de paseo pero luego con Alaska pasa de comprar las guías de viaje. Pon un poco de tu parte, Mari Pili.

Más información – No sin mis tetas
Fuente – AyM
Foto – MTV


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *