Amy Winehouse murió por ingesta masiva de alcohol

Por fin se han dado a conocer los resultados de la necropsia practicada a Amy Winehouse con el fin de conocer los motivos de su muerte.

Al parecer la cantante murió por una ingesta masiva de alcohol.

Los médicos forenses dieron a conocer que Winehouse tenía unos niveles de alcohol de 416 miligramos de alcohol por cada 100 mililitros de sangre.

Un forense de los tribunales declaró:

“Había consumido alcohol suficiente con tasas de 416 mg. por decilitro de sangre, y la consecuencia no intencionada de estos niveles potencialmente fatales fue su repentina e inesperada muerte”

Los resultados de la necropsia descartan así teorías de suicidio o de muerte causada por sobredosis de sustancias ilegales.

El equipo forense señaló además que aparentemente la cantante llevaba aproximadamente tres semanas sin consumir alcohol; no obstante, algunos reportes indican que el día que la encontraron muerta, había tres botellas de vodka vacías junto a su cuerpo.

Vía | ABC


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *