Ania Iglesias, concursante de Gran Hermano, supera un cáncer

Ania Iglesias fue la segunda finalista del Gran Hermano 1. Allá por el año 2000 comenzaba en la televisión un concurso que iba a revolucionar la misma. Un reality que nos mostraría el día a día de unos concursantes de lo más valientes. Como no había precedentes en nuestra televisión, fue como un gran éxito.

Aunque hay que decir, que todavía lo sigue siendo. Ania Iglesias quedó en segundo lugar, después de que Ismael Beiro se alzara con el premio. Hoy en día su vida ha cambiado mucho. Acaba de revelar que le diagnosticaron cáncer de útero, del que fue operada el pasado mes de Diciembre. ¡Entérate de todo!.

Ania Iglesias habla de su enfermedad

Después de salir del concurso, se le ha visto en algunos programas de televisión. Además, su trabajo como modelo y actriz le ha dejado un buen sabor de boca y como tal, un gran éxito. Pero su vida personal no ha sido tan estupenda como pudiéramos pensar. Ania Iglesias ha tenido trastornos de alimentación y todavía sigue controlando mucho lo que come. Reconoce que ya la comida no es algo que la condicione ni que tampoco le domine.

Por otro lado, hace ya un año que le diagnosticaron cáncer de útero. “…El susto fue enorme. Es una palabra que te sobrepasa cuando la escuchas”, comenta Ania. Gracias a las chequeos rutinarios, y en este caso a una citología, se pudo pillar a tiempo. En un primer momento, se pasó un tiempo de vigilancia del mismo. Pero poco tiempo después, tuvo que ser intervenida.

De este modo, evitaría que se pudiera extender. Por culpa de la operación, Ania Iglesias no podrá ser madre. Aunque reconoce que le gustan mucho los niños, también comenta que nunca le ha llegado el momento de tener un bebé. Cree que lo mejor es hacer de tía, ya que su compañero Ismael Beiro se ha convertido en padre hace muy poco tiempo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *