Antonio Arrabal conquista a las madres en Top Chef

Madres Top Chef

Podríamos haber titulado a este artículo “Las madres no dan ni una” ya que eso es lo que pasó en Top Chef, en la prueba en que éstas tuvieron que votar, a ciegas, tras haber probado los platos de todos, cuál debería de ser el eliminado.

Sin embargo nos quedamos con el feeling culinario que se despertó entre la obra de Arrabal y el de las progenitoras de sus compañeros lo cual también comentaremos a lo largo de las siguientes líneas, pero… vayamos por partes.

Para comenzar diremos que los estuvieron poco avispados (o fueron demasiado honestos) al no abusar un poco más de alguna de las características propias de su cocina para que sus madres identificasen su obra. Tan solo el corte de verduras de Begoña fue identificado por su madre… lo cual no evitó que fuera la primera en comenzar a rajar del plato.

Lo curioso es que no solo no identificaron los platos de sus hijos para poder salvarlos… sino que tres de las cinco (la de Estévez, la de Miguel Cobo y la de Bárbara) propusieron a sus hijos para abandonar el programa.

La nota cómica la puso el plato de Arrabal que lo bordó sobremanera. Prueba de ello es que al momento de probarlo todas las madres dijeron con orgullo que ése debía de ser el plato de su hijo porque estaba verdaderamente rico…

El maño fue el único que se marchó sin oír ni una sola crítica de su madre.

Más información –

Foto – Antena 3


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *