Arantxa Sánchez Vicario, fin de la guerra económica con sus padres

Arantxa Sánchez Vicario, fin de la guerra económica con sus padres

Escrito por: Rosa Sánchez   @https://twitter.com/Rossma    7 julio 2015     Sin comentarios     2 minutos

Arantxa Sánchez Vicario, ha retirado la demanda contra sus padres tras acusarles de haberla arruinado. La ex tenista ha llegado a un acuerdo extrajudicial. Al menos por el momento la querella no sigue adelante. Para ello, Arantxa ha tenido que retirar todas las querellas penales que había puesto en marcha contra sus progenitores.

Vicario declaró ante el juez el pasado febrero y aseguró que “estoy en la ruina y quiero que mi familia me explique por qué tengo tantas deudas. Hacienda y Luxemburgo me reclaman cantidades que no puedo pagar”. El juez le preguntó por aquel entonces por qué no se hizo cargo de sus cuentas cuando fue mayor de edad, y esta aseguró que: “tenía plena confianza en ellos», y que estaba centrada en su carrera deportiva”.


El conflicto económico está resuelto pero no cierra heridas ni habrá reconciliaciones familiares tras años de litigios y rencillas personales. La ex deportista no tiene relación ninguna ni con sus padres ni con sus hermanos.

La ex tenista, recuperará el uso de dos inmuebles que ganó con su sudor en la pista de tenis, pero que no ha disfrutado y ni siquiera están a su nombre: un piso en la céntrica avenida Diagonal de Barcelona, residencia de sus padres desde hace 20 años y en el cual seguirán viviendo hasta que su padre, enfermo de Alzheimer fallezca, y una casa de veraneo en la Costa Brava que venderá para saldar sus problemas con Hacienda.

La guerra en público estalló el 14 de febrero de 2012, cuando Arantxa presentó en rueda de prensa su libro de memorias. Allí describió, por primera vez, el expolio económico al que, presuntamente, la habían sometido sus padres. Después les acusó de haber dilapidado una fortuna que ascendía a 45 millones.

Arantxa Sánchez Vicario y su marido Josep Santacana, junto a sus dos hijos, han rehecho su vida en Miami, donde la familia vive en un ático de lujo en una de las zonas más caras de la ciudad.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.