Beauty School Cop Outs: depilación comprometida… pero mucho

Beauty

Heteros del mundo, siempre he querido preguntaros algo. Esta pregunta para metrosexuales, adictos a la depilación y similares: eso de ir a salón de belleza a que te depilen el ojete, ¿es por algún tipo de morbo? Ahí estás tú, a cuatro patas y como tu madre te trajo al mundo, y una chica o un chico -cualquier opción es válida- te abre las caritas, te unta de cera caliente el ojete, coloca la tira y luego la arranca con cara de que le caes mal. ¿Dónde está la gracia? ¿Vas a llegar a tu casa y le vas a decir a tu madre o a tus compañeros de piso, “¡mirad que bien me han dejado el ojete!”? ¿Hacéis eso? Oye, pues hay que respetar todo en esta vida.

Richard y Daniel se han enfrentado a su primera depilación y el cliente parecía elegido a mala leche. Un chico peludo que quería que le hicieran la espalda, el culo y hasta el mismísimo ojete. Daniel se lo tomaba con su humor particular: “¡Vamos allá, es para lo que me he preparado toda mi vida!”

Pero me da a mí que ese cliente se va a estar acordando de las madres correspondientes de Daniel y Richard, porque vaya masacre le hicieron en el culo al pobre chico. De hecho tuvo que colaborar Scarlett, que estaba bronceando a una abuela. Por cierto, la abuela estaba encantada de la vida viendo al chico desnudo con el culo en pompetilla. Doloroso… muy doloroso… y hasta un poco humillante. Pero hay gente que paga hasta por eso, ¿verdad? Y aquí lo respetamos todo.

Más información – Beauty School Cop Outs: una clienta muy especial para Jeremy


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *