Beauty School Cop Outs: primer día de trabajo con celos

Beauty

Lo de estos chicos no tiene remedio. Están en pleno gran día, con el salón de belleza lleno de gente y todavía tienen tiempo para vigilar a sus churris correspondientes a ver si tocan de más a sus clientes. Y es que hay clientes y clientes, y en el caso de Scarlett nos encontramos con un bombonazo al que ya vimos desnudo en las primeras prácticas.

A Scarlett le puede la sinceridad de su cara. Si delante de ella aparece un chulo esculpido por los mismísimos ángeles, su sonrisa y el brillo de sus ojos acabará inundando el salón de belleza. Y si Richard está a un metro escaso de Scarlett, seguramente acabe ahogado por la inundación provocada por su chica. Scarlett no es una Jeremy con tetas, no nos equivoquemos, pero si el chico es un bombón, ella lo celebra.

Lo malo viene cuando tienes al chulo en calzoncillos esperando a que lo broncees con el spray, el spray se vuelve loco y empieza a escupir al chulo, le pides a tu novio que te ayude a que el spray no escupa a tan preciado cliente y tu novio te dice “que te ayude Rita”. Menos mal que Scarlett conoce bien a Richard, que en el fondo es un buenazo. ¿Quién se puede resistir a ayudar a Scarlett? ¡Qué sol de niña! Al final el chulo se fue del salón bien bronceado… como tiene que ser.

Más información – Beauty School Cop Outs: ¿de qué me suena esa cara?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *