Beauty School Cop Outs: primer éxito de Calvin

Beauty School Cop Outs

Gracias, gracias y gracias, MTV, por demostrar que una panda de jovenzuelos, de esos que sólo salen para pillarla gorda y no recordar nada al día siguiente también pueden ser gente con inquietudes y que, si se lo curran, pueden tener hasta un buen futuro. ¿Y eso cómo se hace? Pues es hasta fácil, oye. Todo el mundo tiene una inquietud, todos sueñan con ser tal o cual, ¿verdad? Entonces sólo hay que facilitar el acceso a ese tal o cual y ya tenemos el primer paso dado.

Ahora vamos a ponerles nombre. Calvin hace ya años que es drag queen. Es obvio que al chico le encanta la noche y toda su vena creativa tiene que ir enfocada a la noche. Luego tenemos a Sacha, la pequeña adicta a las pelucas y los looks sobrecargados y radicales. Entonces, si esto va sobre una escuela de belleza, ¿adonde podemos mandar a Calvin y Sacha a hacer unas prácticas? Al club de drag queens más espectacular de todo Manchester: el Birdcage.

Si Sacha revoloteaba como una cachorrona entre los vestidos y las pelucas, lo de Calvin ya era casi una experiencia religiosa. Calvin tuvo que maquillar a una de las drags del club y, oye, que alguien que se enfrente a un público todas las noches te felicite por tu trabajo maquillando siempre es un motivo de alegría. Calvin sólo podía dar las gracias una y otra vez.

Más información – Beauty School Cop Outs: feeling entre Scarlett y Richard


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *