Beauty School Cop Outs: Savannah, Jeremy y la pizza

Beauty

Si hay algo peor que enamorarse de un capullo ególatra de pito revoltoso, eso es enamorarse de un capullo ególatra de pito revoltoso que además es un añejo insoportable a la hora de pegártela con otra. No tienes suficiente con sufrir los cuernos, sino que además tienes que lidiar con una vergüenza ajena multiplicada por mil por el hecho de saber que millones de personas van a ver tu historia en televisión. Un papelón, oiga.

Habíamos dejado a todo el grupo de fiesta, a Jeremy dedicando un poema a Tara, a Savannah -como siempre- sin enterarse de la misa la media y a Tara “regalándole” el poema a Savannah en la discoteca para que viese lo bien que le iba a ir la vida con su Jeremy de su vida. Acto siguiente Tara se agarró el pedo de la historia de los pedos y acabó llegando en brazos a la casa.

Savannah, mientras devoraba una pizza, no dejaba de darle vueltas al dichoso poema. A todo esto, Jeremy estaba ayudando a vomitar a Tara, acostando a Tara y no dando una sola explicación a Savannah. Tampoco había muchas explicaciones que dar. Savannah se dejó la pizza por la mitad, se quedó dormida en el sofá, llegó Jeremy, se comió la pizza y dejó a Savannah en el sofá. No sé tú, pero yo lo corría a golpes por toda la casa.

Más información – Beauty School Cop Outs: un poema usado como arma blanca


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *