‘BILLETE A BRASIL’: Análisis, cambios y audiencias.

En la foto faltan Manuel y Luís, la primera pareja expulsada.

Desde que comenzó el programa no he vuelto a escribir sobre él, aunque lo he ido siguiendo semana tras semana, incluso después de que lo hayan cambiado de hora y lo hayan pasado a la madrugada del lunes al martes… que se dice pronto.

no ha sido recibido con el calor que se esperaba y de ahí el cambio de día y hora. Y es que, realmente, no es un programa fácil de ver, pues ya con su sola duración de 90 minutos, a la hora que lo dan y con las broncas y tensiones que tienen los concursantes, se acaba por hacer bastante pesado. Ya se que durante la semana ya vemos otros realities en los que se viven muchas más broncas y situaciones pesadas que en este, pero el ritmo de las pruebas en ‘BILLETE A BRASIL’ es quizás demasiado lento, dejando minutos de más sólo en ver como se sacan las tiras de pellejo por la espalda mientras arreglan la posada. Y no se por qué, pero no consiguen engancharme como otros programas. En seis programas sólo se han vivido dos expulsiones, lo que me parece unas ganas de estirar lo inestirable de no menearse. En pocas palabras: el planteamiento es bueno pero el desarrollo no.

Web: BAB


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *