Breaking Amish: anillos, padres biológicos y Kate

Breaking Amish Kate

Kate ha conseguido su primera sesión de fotos como modelo

Hay que ver para todo lo que da un mes en la gran ciudad en ‘Breaking Amish’. Son solo cinco personas y empiezan a coleccionar historias que ni un culebrón venezolano. Por un lado tenemos a la parejita feliz: Rebecca y Abe. Desde que se conocieran en el taxi el primer día se venían haciendo ojitos el uno al otro. Abe le decía a Jeremiah que le gustaba Rebecca y Rebecca le decía a Sabrina que le gustaba Abe. Y ahora, que aún no ha pasado un mes entero, ya tenemos a Abe comprando un anillo de compromiso para Rebecca. Algunos pensarán: “Se va a dar el batacazo de su vida”. Ahí es cuando yo les diría que buscasen a la parejita en cuestión en Google. Muertecitos se iban a quedar cuando supiesen que ya tienen hasta un niño.

Sabrina ha recibido noticias del investigador al que fue para intentar encontrar a sus padres biológicos. Las noticias que recibió fueron buenas y malas. Aquí tocaba empezar con las malas por narices. El investigador había encontrado a su madre biológica, pero esta había muerto en el año 2005. La buena noticia era que también había encontrado a su padre y que además había aceptado conocerla. Creo que se puede decir que para Sabrina, esto de haber llegado a Nueva York, ha sido todo un triunfo.

Y luego tenemos a Kate. Lo de esta chica es un disgusto después de otro. Desde que empezara su aventura en la gran ciudad, sus cambios de humor acababan siendo tema principal de conversación en el grupo. Sólo una cosa buena le ha ocurrido a Kate y eso ha sido conseguir su primera sesión de fotos como modelo. El resto está siendo todo un total desastre. El alcohol empieza a ser un San Benito difícil de quitar y, para colmo, después de haber criticado a Sabrina y a Jeremiah de que les guste la brujería por unas conversaciones que les escuchó tener, Kate se levantaba una madrugada y daba un susto de muerte a Sabrina, insultándola y actuando como una loca. Kate jura y perjura que no recuerda nada de lo ocurrido, pero el resto del grupo ya están hartos de tanto drama, por lo que las chicas se han mudado a la habitación de los chicos y han dejado a Kate sola con un ataque de nervios de lo peor. Esta chica me empieza a preocupar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *