Breaking Amish: ¿qué es un SMS?

Amish

Para estos cinco amish ya no había secretos en lo que a ropa se tratase. Ahora sí podían mezclarse entre la muchedumbre sin llamar la atención. Habían bebido alcohol, comido sushi, usado llaves electrónicas y hasta empezar a hacer prácticas para sacarse el permiso de conducir y acudir a su primera entrevista de trabajo. Pero aún faltaba algo muy importante: “dospuntocerizarse”.

Tener sólo un teléfono instalado en la letrina, fuera de la casa, sólo para las urgencias, no es la mejor manera de estar comunicado con el mundo. De hecho eso es algo que los amish no buscan. Pero Rebecca, Abe, Sabrina, Kate y Jeremiah ya están metidos de lleno en esto del mundo moderno. Han escuchado hablar de eso de “enviar SMS’s y ahora tienen curiosidad. Además, lo de estar comunicados ahora que intentan encontrar su lugar en la gran ciudad, se vuelve más que necesario.

El grupo al completo han ido a una tienda de móviles. Algunos pensarán que al ser su primer contacto con los teléfonos móviles, los amish habrán optado por elegir un móvil sencillito, de los de antes… pero de eso nada. Ya que nos metemos, nos vamos hasta el fondo: empezaron directamente con los smartphones. Y si hubo una cara que destacó por encima de todas, esa fue la de Jeremiah. No sé por qué, pero esos ojos parecían gritar: “¡#fotopaquete!”

Más información – Breaking Amish: y ya tenemos a la nueva Sabrina


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *