Breaking Amish: tatuajes y sushi

Breaking amish

¿Sabías que los amish no tiene permitido hacerse tatuajes? Entonces ya sabemos quién, seguro, seguro no tiene permitido el regreso a su comunidad: Jeremiah. Después de despedir a los familiares de Rebecca y Abe, fue la propia Rebecca quien tuvo la idea de ir a comer sushi. Había que saber qué era todo eso del pescado crudo de lo que hablaba tanta gente.

La idea del pescado crudo no entusiasmó a Jeremiah y optó por largarse solo ha seguir descubriendo la ciudad. En su periplo encontró un local de tatuajes y allí que se aventuró a hacerse uno enorme en el brazo. Creo que esto ha sido lo más provocador que he podido ver en los tres programas de ‘Breaking Amish’ que llevo. Este chico ha dejado muy claro que con los amish va a volver Rita.

Mientras, el resto del grupo “disfrutaba” de su estreno con el sushi. Algo curioso fue ver que la única que disfrutase del sushi fuese la misma que quiere ser modelo: Kate. Todo muy de revista: “soy urbanita, quiero ser modelo, me encanta el sushi”. Casi me faltaba la banda sonora de ‘Sex and the City’ de fondo.

Más información – Breaking Amish: madres y abuelos aparecen en Nueva York


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *