‘Buscadores de fantasmas’: Castillo Preston

Después de cuatro semanas siguiendo a los ‘Buscadores de fantasmas’ alrededor del mundo, me atrevo a decir que acabo de ver los dos programas más fuertes de todos. Y lo de “fuertes” va en dos sentidos: el primero, en el real, por la tensión que el programa ha rezumado por todos lados y, el segundo –por desgracia-, por la exageración, sobreactuación y el circo que han montado, todo en el tipo “carrera de galgos”, lanzando una liebre para que los perros corran detrás de ella, pero en versión fantasma.

Primero me quedaré con lo bueno. La historia del Castillo Preston se basaba en un lugar donde los chicos problemáticos iban a aprender un oficio, aunque eso incluyera una buena sesión de golpes correctores. Se contaban historias de maltratos y de incluso asesinatos. Las historias de fantasmas que se contaban del lugar eran realmente aterradoras. Una vez el equipo del programa encerrado en el lugar, la tensión que se vivía conseguía superar al sobreactuar del presentador y sus dos colaboradores… y mira que dijo estar incluso poseído, que no es poco.

Lo malo, como siempre, es el circo que montan, dirigiéndose a los fantasmas como el que grita en medio de una corrala. Yo, personalmente, soy uno de los que respetan este tema muchísimo, por lo que suelo ser bastante sensible al respecto. Pero lo malo viene cuando la actuación del equipo del programa llega a hacerte sentir vergüenza ajena. Es eso lo que hace que los puntos bajen a ritmo de vértigo. Aún así, sigue teniendo algo que hace seguir viéndoles. Llamadme masoquista.

Más información – Dime, por favor, que estás de broma…
Fuente – XPlora
Foto – ON


2 comentarios

  1.   noemi dijo

    me encanta buestro programa es mi favorito espero que vengais a albacete para inspeccionarla

  2.   Nayara dijo

    me encanta este programa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *