‘Buscadores de fantasmas’: El asesino del hacha de Villisca (I)

Buscadores de fantasmas Villisca

El diez de junio de 1912, un loco entraba en la casa de la familia Moore en Villisca –Iowa- y asesinaba a los seis miembros de la familia y a dos vecinas que también dormían esa noche allí. Asesinó a las ocho personas, seis de ellos niños, a base de brutales hachazos en la cara. Cuentan que antes de acabar con las ocho vidas, el asesino había tapado todos los espejos de la casa para no verse.

El caso del asesino del hacha de Villisca es un caso aún sin cerrar. Fueron varios los sospechosos por el asesinato, pero fueron dos los nombres que más sonaron. Uno de ellos era el reverendo George Kelly, un reverendo con cierta afición al voyeurismo y que dicen confesó él mismo los crímenes. Una vez investigado y con indicios de corrupción en la investigación, el reverendo Kelly quedaba absuelto.

El segundo nombre fue el de Andy Sawyer, del que se cuenta no estaba demasiado bien de la cabeza, que solía transitar la casa de los Moore, que dormía siempre con su hacha y que se le encontró gritando una vez “¡Os cortaré vuestras malditas cabezas!”

Pero las historias de la casa de Villisca no quedaron en esos atroces asesinatos. Otra familia entró allí a vivir sin saber todo lo que allí había ocurrido. La familia acabó por abandonar la casa después de haber escuchado llantos de niñas casi a diario y tras que el padre de familia, llevado por una fuerza invisible, se apuñalase a sí mismo estando afilando un cuchillo.

Más información – ‘Buscadores de fantasmas’: Hoteles de película y casinos (II)
Fuente – XPlora
Foto – ON


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *