‘Buscadores de fantasmas’: Institución mental Pennhurst (II)

Buscadores de fantasmas Pennhurst 02

Pero los sucesos no se quedaron ahí. Esta vez los ‘Buscadores de fantasmas’ parecieron ser atacados. Obviamente digo “parecieron”, ya que se hace inevitable no lo de no creer en el tema, sino lo de sentir que, a fin de cuentas, se trata de televisión y, la huella de ‘Grave Encounters’, aún se me mantiene imborrable.

El encierro en Pennhurst ya se mostraba radical desde el comienzo, con puertas selladas y atornilladas para que nadie entrase o saliese. Las ventanas también aparecían selladas con una malla metálica. Aunque no se sabe desde cuando se encontraban así, ya que una de las grabaciones eran de un grupo de jóvenes que se habían colado en su interior y no creo que fuesen de los que atraviesen puertas.

El primer ataque se podía achacar a algún tipo de pequeño derrumbe –por buscar alguna excusa real-. Una piedra era arrojada contra Zack, sonando como golpeaba fuertemente la pared. Las voces incorpóreas que fueron detectadas durante toda la noche eran siempre de una niña pequeña y un hombre, a excepción de una vez que parecía ser de una chica joven. El ataque mayor se sucedía cuando un perchero –sí, un perchero- aterrizaba en el torso de Zack. En un principio parecía como si hubiese sido el propio Zack quien hubiese pisado algo que hubiese hecho palanca con el perchero y se lo hubiese tirado encima. Pero justo quisieron comprobar las imágenes y el perchero, justo cuando entraban en esa habitación, se encontraba detrás de una esquina, por lo que no hubo posibilidad de palanca ni de caída.

¿Y donde viene lo malo? Lo malo viene cuando, para una vez que ocurre algo gordo, no terminan el programa visitando a ningún “experto”. Por lo que nos quedamos sin el contrastado de las imágenes grabadas con nadie que no seamos nosotros mismos.

Más información – Institución mental Pennhurst (I)
Fuente – XPlora
Foto – ON


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *