‘Buscadores de fantasmas’: Las brujas de Salem (II)

Buscadores de fantasmas Aaron bruja Salem

Aaron Goodwin fue una de las brujas de Salem

Y, por cierto, que al hechicero no le hacía falta tener abuela. Al preguntar Zak con la caja de los espíritus conectada por el nombre del hechicero, una voz de chica respondía, “Christian Day”. Mientras Zak, Nick, Aaron y la bruja se echaban las manos a la boca por la sorpresa, el hechicero se pegaba el pistoletazo: “A mí me conocen hasta en el otro lado”. Por un momento creí ver a Estela Reynolds salir del cuerpo del hechicero. Es lo que tiene la noche y los kilos de maquillaje que cargaba el amigo.

El segundo nombre que salía de la caja de los espíritus era el de Bridget Bishop, la primera condenada a morir en la horca durante la caza de brujas. Y con ese nombre comenzaban los ‘Buscadores de fantasmas’ la segunda parte de su encierro en Salem. El equipo se encerraba en un restaurante que fue edificado en el mismo terreno donde antes se encontraba la casa de Bridget Bishop. De ese restaurante se contaba la historias de unos trabajadores que se quedaron durante toda una noche –para no entorpecer la labor del negocio- realizando un trabajo de fontanería. Tras burlarse de las historias de fantasmas que se conocían sobre ese lugar, uno de los trabajadores fue testigo de cómo unas cajas salieron literalmente volando hacia ellos.

Este segundo encierro conseguía las muestras habituales, los EVP –psicofonías- de siempre y poco más. De todos modos fue un placer poder pasar un buen rato de tensión con este programa en Salem.

Más información – ‘Buscadores de fantasmas’: Las brujas de Salem (I)
Fuente – XPlora
Foto – ON


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *