Charlie Sheen es un padre excepcional

El tornado Sheen parece no tener límites, ni siquiera en su propio entorno hogareño.

El actor Charlie Sheen finalmente tuvo la oportunidad de cuidar de sus pequeños hijos, Bob y Max, a quienes no tenía bajo su custodia desde marzo.

Pero en vez de aprovechar la jornada con sus muchachos realizando cosas normales, como jugar con ellos y leerles un cuento, Charlie se decidió a enseñarles nuevas palabras, entre ellas, el termino “rehabilitación“.

El protagonista de dos hombres y medio lo explicó de la siguiente manera:

“Estoy enseñándoles palabras nuevas, porque están aprendiendo a hablar. Les estoy enseñando la palabra “rehabilitación”, así tienen bien en claro todo el tiempo donde se encuentra su madre”

Yo se que la relación de Sheen con su ex esposa no es para nada buena, ¿pero es necesario meter a los pequeños en sus dilemas matrimoniales?

Madura, Charlie. ¡Ya es tiempo!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *