Christina Aguilera llevaba amigas lesbianas a su casa

Mucho se ha dicho sobre la separación entre Christina Aguilera y Jordan Bratman, lo último de lo último es que todo fue producto de una pelea originada por el estilo de vida que llevaba la cantante.

Al parecer la artista de Bionic gustaba de llevar amigas lesbianas a su casa y juguetear con ellas un rato para después ir a contarle un cuento a Max, su hijo.

Dicen los rumores que su comportamiento no gustó mucho a Jordan Bratman y que un día encaró a Christina, poniéndole un ultimátum sobre la mesa: o dejaba de llevar a sus amigas lesbianas a casa o pediría la custodia completa de Max — yo creo que más bien le hervía la sangre de envidia por no ser invitado a las fiestecillas pícaras que armaba su esposa.

Pues desde entonces la relación no volvió a ser la misma y ¡boom! acabaron por decidir tomar caminos separados.

¿Rumor más falso que la falsedad misma o verdad probable? Recordemos que en su día Christina declaró que no le hacía el feo a los cuerpos femeninos y que estaba abierta a todo, todo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *