Here comes Honey Boo Boo: ¿dónde quedó la privacidad?

Honey

Una fecha importante, como pueda ser un cumpleaños, siempre es la excusa perfecta para disfrutar de un momento romántico con tu pareja. Muchas parejas, después de un buen montón de años casados, es normal que tengan en casa a un regimiento de niños corriendo de un lado a otro, por lo que siempre toca elegir bien el momento de… “intimar”.

¿Pero qué es lo que pasa cuando, además de tener cuatro niñas que son cuatro terremotos, el único acceso al baño es pasando por el dormitorio principal, o sea, el tuyo? Ese es el problema que June y Sugar Bear tienen en su casa. Poco espacio, sumado a un dormitorio que da acceso al único baño y a dos habitaciones, sumado también a cuatro niñas-orco que casi tiran la puerta al suelo cada vez que entran para ir a donde sea -¿para qué vas a llamar a la puerta si estás en tu casa, verdad?-, todo acaba con una pareja que opta por tirar a la basura toda la intimidad y someterse a esas cuatro niñas que estarían divinamente estudiando fuera… lejos… muy lejos.

Y que conste que no exagero nada. La foto que acompaña a este post lo muestra a la perfección. Vayas a donde vayas, tienes que pasar por la habitación de June y Sugar Bear. Qué buen rollito.

Más información – Here comes Honey Boo Boo: Sugar Bear cumple 41 años


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *