Here comes Honey Boo Boo: surf y camas con forma de corazón

Honey Boo Boo

¿Alguien más piensa que Alana ‘Honey Boo Boo’ ha quedado relegada a un segundo plano en su propio programa? La que fuese aspirante de mil desfiles de belleza infantil ahora se limita a ver cómo las historias del día a día de su familia cobran más protagonismo que ella misma. Es lo que tiene ser una niña de ocho años. Casi que podríamos cambiar el nombre del programa por el de ‘All That June’. ¿A que suena bien?

Estábamos de vacaciones, ¿verdad? Una autocaravana llena de mujeres y comida basura se dirigían a la playa. ¿Alguna vez habías visto a una persona andar por la playa con calcetines? Yo lo acabo de ver. Se podría decir que lo de los pies de June sigue siendo el gran secreto de la corona, si no fuese por aquella vez que nos presentó a la familia de bichos que viven en la uña de su dedo gordo. La familia llegó a la playa y las chicas disfrutaron de un día de surf… o algo por estilo. Había tablas de surf, si, pero la cantidad de olas era directamente proporcional a las artes de las chicas intentando quedarse de pie encima de la tabla. Todo un papelón.

Pero no nos podemos olvidar del otro gran motivo de este viaje: ¡la luna de miel de June y Sugar Bear! La parejita se ha regalado una noche en un hotelito de esos con cama en forma de corazón y espejo en el techo. Era algo como un “puti” para parejas que no era abiertas. Sugar Bear pudo celebrar su primera noche en pareja y sin niñas en ocho años… que se dice pronto, oye. Las niñas, como era de esperar, fusilaron a la pareja a preguntas y, mientras June intentaba guardar todo lo ocurrido esa noche en el mayor de los secretos, Sugar Bear dejaba caer que “él hizo todo el trabajo”. Fin del secreto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *