Here comes Honey Boo Boo: un anillo, un tinte y una gallina

Honey Boo Boo

Ahí vemos a June poniéndose todavía más guapa

June y Alana son las campeonas en eso de las entradillas sobreactuadas, pero igualmente nos encantan las dos, ¿verdad? No podía ser casualidad de que el mismo día que Sugar Bear se disponía a pedir la mano a June, esta se fuese a la peluquería a que la pusieran más guapa todavía. Aunque Sugar Bear no necesita de ningún tinte para ver de lo más deseable a June. Le encantan las mujeres “grandes” y en June tiene a su fantasía perfecta.

Ahora tocaba ir a comprar el anillo. Para esa tarea, Sugar Bear se llevó a la mejor de las ayudantes: su hija Alana. ‘Honey Boo Boo’ fue la mano inocente que escogió el anillo. Nada mejor que la sinceridad de una hija a la hora de elegir la talla perfecta de lo que sea: “Queremos un anillo de tamaño ‘dedo salchichero’”.

Pero que alguien me explique qué pintaba en la pedida de mano una gallina. Al final fue Sugar Bear quien lo explicó. Todo fue una idea de Alana: el anillo venía dentro de un huevo de oro que había puesto la gallina, así que la gallina no podía faltar en la pedida. ¿Y al final qué dijo June? Pues no dijo que “sí”… pero tampoco dijo que “no”. June sigue teniendo pánico a los papeles firmados del matrimonio, pero no le tiene ningún miedo a una ceremonia de compromiso, así que será eso lo que acaben celebrando.

Más información – Here comes Honey Boo Boo: la palabra que empieza por “M”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *