Comienza la 4ª edición de ‘GRANJERO BUSCA ESPOSA’ más despendolada que nunca

¿Para qué esperarse si para comerle la boca no hace falta saber el nombre?

De nuevo las mujeres se van al campo a buscar marido. De nuevo seis hombretones intentan mostrar su lado más sensible en busca del amor verdadero. Sólo una diferencia: esta vez las mujeres vienen esta vez dispuestas a todo –para algunos granjeros más que para otros-.

Cesar, Román, Jonathan, Luís, Melendi y Gustavo son los seis pretendientes a seducir por las doce leonas seleccionadas. Lo de leonas no va en tono despectivo ni de burla. Me refiero solamente a que todas han sacado las uñas –y todas sus armas- ya antes de llegar a la granja. Algunos granjeros, como Gustavo o Román, aunque han aprovechado para llevarse algún besillo, han estado intentando elegir bien, preguntar los temas importantes para ellos antes de llevarse algún susto… lo que viene siendo una selección de toda la vida. Pero en el caso de Jonathan y Cesar, los dos no han dejado mujer por relamer y toquetear –así, como suena-. Algunas fueron directas a probar el sabor de su esófago y otras fueron a por las manos del granjero para ponerlas directas en sus señoras tetas… por atajar el camino, oiga.

La semana que viene veremos la llegada a las granjas de las doce pretendientas. Veremos si se sacan los ojos desde el primer día –cosa muy probable teniendo en cuenta las primeras impresiones- o si algún granjero consigue dormir acompañado en las primeras noches. Cómo no, Jonathan aspira a dormir una noche con una, otra noche con otra y otra noche con las dos. Eso es apuntar bajo, sí señor.

Román llegó a soportar un tercer grado de una de sus pretendientas.

Web: GbE


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *