Demi Moore es una llorona

Demi Moore ha confesado que es una llorona — y de las buenas; llora por todo, incluso cuando está feliz y cuando ve televisión ¡Llora con los comerciales, por Dios!

“Lloro por todo, incluso cuando estoy feliz y cuando veo los anuncios de televisión. No puedo evitarlo. A Ashton no le importa, pero yo tiendo a llorar por cualquier cosa”, confiesa la veterana actriz.

Vaya si resulto emotiva la protagonista de Striptease, aunque eso de llorar viendo los comerciales suena a que necesita tratar su emotividad con algún profesional. Vamos, una cosa es llorar viendo alguna película romántica llena de drama y otra es llorar viendo como un adolescente se come una bolsa de patatas.

En fin, lo bueno es que a su esposo parece no importarle demasiado, aunque no me imagino cómo debe de ser vivir así. A propósito, Demi Moore participa en una cinta titulada Happy Tears que se estrena este mismo mes. Interesante… o no. Al final me suena a comercial — aunque no lloraré por ello.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *