El divorcio millonario de Antonio Banderas y Melanie Griffith

Ha pasado un año y medio desde que Antonio Banderas y Melanie Griffith anunciaron su separación pero no ha sido hasta ahora cuando han firmado el divorcio definitivo, con ello la pareja pone punto y final a 18 años de matrimonio. Desde entonces ambos han mantenido un buen contacto y armonía. Si bien ha sido un divorcio millonario casi todo lo que tenían se lo han repartido entre los dos.

Si bien la ex pareja se han repartido casi todos los bienes, Antonio Banderas tendrá que pasarle todos los meses casi 60.000 euros a Melanie, es la cifra que el juez ha estimado oportuno y suficiente para que la actriz pueda seguir manteniendo el mismo nivel de vida que cuando estaban casados.


El actor también tendrá que correr con los gastos de estudio de la hija de ambos, Estella del Carmen, y es que según la ley allá al otro lado del charco el que gana más (en este caso Banderas) está obligado a mantener al que gana menos hasta que vuelva a casarse o se muera. El acuerdo estipula también que la casa de Aspen, Colorado es para Melanie, mientras que Antonio se quedará con el apartamento de Central Park en Manhattan.

Meses atrás ya vendieron la mansión de Los Ángeles por 15 millones de euros, que se dividieron en dos partes iguales. El malagueño también se quedó con la casa de Marbella. Ella se ha quedado con las joyas y algunos muebles y él conservará las motos y los aparatos electrónicos. Un Picasso para cada uno y un Porche, entre las propiedades que se han repartido.

En cuanto al dinero en metálico que hubiera en las cuentas corrientes es algo más complicado. Si bien se casaron en 1994 en separación de bienes, al parecer, en mayo de 2004 decidieron pasar al régimen de gananciales. Así, cada uno de ellos mantendrá las ganancias conseguidas antes de esa fecha, mientras que las posteriores tendrán que dividirse.

No obstante y a pesar del inmenso patrimonio que hay, la ya ex pareja han conseguido llegar a un acuerdo, que a pesar de todo, Melanie es la que sale ganando porque en estos últimos años sus ingresos han sido menores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *