El entorno de Noemí sigue con las mentiras a cualquier precio

Gran Hermano Noemí

Al menos ya sabemos de donde ha sacado Noemí la costumbre de mentir por mentir. No hay peor error en la vida que el hecho de creerte tus propias mentiras. Eso sólo puede derivar en una perdida total de la razón y crear daños que, aunque no se lo crean ahora, pueden llegar a ser irreparables.

No hay dicho más real que aquel que decía que “más vale una vez rojo que ciento amarillo”. Y el tono de amarillo que ahora está tomando tanto Noemí como sus cercanos es de un amarillo hepatitis que tira para atrás. Ahora resulta que Alessandro es un falso, que Noemí no hizo trabajos manuales con Fael y que la canaria es poco más que una santa. ¿Pero habrase visto más poca vergüenza?

Lo único que ahora podéis hacer –y esto para por vosotras- es agachar la cabeza y esperar a que pase la tormenta, pues no hay mal que cien años dure. Dejad de hacer la bola de mierda más grande, porque lo único que vais a conseguir es seguir enterrándoos en ella y llegará el día que no podáis ni moveros. Sed consecuentes con lo que la chica hizo, que no fue por el ligoteo, sino por mentir y no una vez… que las trolas las coleccionó como el colecciona estampas de futbolistas. Y, por cierto, tampoco os hace demasiado bien que el rumor de que Noemí ha vuelto con otro de sus ex siga dando vueltas.

Y todo esto no es otra crítica destructiva. Noemí quiso entrar a ‘Gran Hermano’ y jugar a mentir. Ahora que no venga a decir que no sabía que iba a ser esto lo que iba a pasar. Y no hay nada más que ver el vídeo que sus fans de Brasil subieron a Internet de lo bien que se llevaba con Fael, que encima tenéis que dar las gracias de que el brasileño haya querido quitarse de en medio y no hacer la bola más grande, pues tanta complicidad no me huele a otra que a la de jugar con los sentimientos de otra persona, igual que hizo con ese al que ahora llamáis falso. ¡He dicho!

Más información – La noche en la que Noemí fue humillada
Fuente – GH
Foto – MiTele


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *