El humo del cigarrillo de Robert Pattinson es molesto de cojones

Al menos para la señora que protagoniza esta historia, al lado de su hija y, por supuesto, de Robert Pattinson. Al parecer la historia es ya algo vieja, pero bien vale la pena la mención por lo mar de curiosa que resulta.

Todos sabemos que a Robert Pattinson le encanta fumar, ¿cierto? Pues la adicción del actor es la base de este relato.

Resulta que un día el actor, que interpreta a Edward Cullen en la ficción, estaba terminando de cenar con unos amigos en un restaurante de Vancouver. Entonces al actor se le antojó echarse un pitillo y salió del restaurante para encender un cigarrillo y llenarse los pulmones de humo.

Todo iba bien, hasta que una mujer y su hija pasaron cerca de él e inhalaron parte de su nube de humo.

Pues que la señora se molestó sobremanera, porque ya sabemos que a los no fumadores les repugna convertirse en fumadores pasivos. Entonces, en un arranque de furia, arrebató el cigarrillo de los labios de Pattinson, lo tiró al suelo y lo apagó.

Al parecer Pattinson se portó bastante bien ante la situación, ya que en lugar de sacar la típica frase de ¿no sabes quién soy?, simplemente pidió disculpas a la señora. De pronto la hija de la señora se percató que era el mismísimo Pattinson y gritó histérica, acto seguido la madre bajó el tono y pidió disculpas al actor, aunque éste le dijo que no tenía por qué disculparse, que tenía razón. Pues mira tú, el chaval salió todo un caballero.

Vía | Showbizspy


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *