El momento más divertido de Top Chef

Begoña

En la prueba de fuego (primera de cada programa, en la que no se decide quién se va pero sí está en juego la inmunidad y/o algún otro tipo de privilegio) vivimos el que para mía podría ser el momento más divertido de . (Tal vez solo comparable a la imitación de Chiquito De La Calzada que nos dejó Miguel Cobo la semana pasada…)

El caso es que la misión era hacer dos pinchos de comida de fusión japonesa-española y parece que Begoña se pasó con el tamaño.

Chicote se lo recriminó y ella contestó ni corta ni perezosa “Es que mira mi boca, a mi me cabe todo”.

El resto de participantes comenzaron instantáneamente a reírse debido al doble sentido que tan solo los más ingenuos no verán en dicha frase. El propio Chicote también se rió y llegó de buen rollo a la valoración final, la de Arrabal, al que comenzó preguntando si él también tenía la boca grande.

Posteriormente tras probar su plato que era demasiado mazacote le preguntó: “Ya puesto.. ¿Por qué no le echaste polvorones?”. Todos siguieron riendo y las carcajadas llegaron a su punto álgido cuando Chicote retó a Arrabal a comerse de un bocado su propia composición… algo que ni siquiera intentó para no morir ahogado…

Sin duda un momentazo que nos hizo reír a todos de una manera verdaderamente sana.

Más información –

Foto –


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *