‘El Número Uno’: una crítica personal antes de la final (III)

El Número Uno Maribel

¿Y mi Pantoji? Maribel ha sido la favorita del público desde el primer día. Eso es algo muy bueno, sí, pero también es una presión enorme. A Maribel le toca eso de intentar superarse de siete en siete días por cojones, para no defraudar, para seguir ganando votos. A veces lo consigue… otras veces no… pero ahí están los fans, votándole siempre haga lo que haga. Lo que pocas veces le ha podido faltar en voz -una voz maravillosa de verdad- se lo ha ganado a fuerza de aguantar las críticas y aceptar los consejos y algún que otro vapuleo del jurado. Eso la terminó de convertir en la persona llana y cercana que tanto nos gusta a los que estamos a este lado del televisor. Maribel tiene todo lo que le gusta a un fan de un talent show. Ojalá la semana que viene nos sorprenda con algo diferente y no meta la vena flamenca, que aunque lo haga de maravilla, no quiero que caiga en lo que ya cayeron muchos antes que ella y además sin éxito. Aprovéchalo.

Y para el final dejo a mi sorpresa. Si este chico consigue labrarse una carrera musical, digo desde ya que le seguiré. La voz de Raúl Gómez tiene una magia que le hace destacar por encima de todos sus compañeros. Tanta delicadeza a la hora de cantar lo merece todo, y todo lo bueno. Y que no me venga Bustamante a pedirle “picardía”. Picardía, los cojones, Busta. Tanta dulzura no necesita nada más de lo que ya tiene, porque es perfecto. Su fragilidad frente al público, agarrado al pie de micro en las notas altas, como si necesitase sostenerse… no tengo ni palabras para describirlo. Raúl Gómez lo tiene todo y merece ser el ganador de ‘El Número Uno’. Tanta magia dentro de alguien tan chiquito es algo que me impresiona. Yo no me canso de escucharle… ni de escucharle, ni de verle cantar. Y como yo, seguro que hay muchísima gente más. Felicidades, Raúl.

El Número Uno Raúl

Más información – ‘El Número Uno’: una crítica personal antes de la final (II)
Fuente – El Número Uno
Foto – Antena 3


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *