El plato emocional de Begoña

Begoña, de Top Chef

“Cuando la escuché, pensé que era difícil oír una mejor valoración”. Esas fueron las palabras de Begoña al oír lo que el jurado tenía que decir sobre su plato de la prueba final de la semi de Top Chef con el que logró imponerse a Jesús Almagro, al que logró eliminar del concurso.

Y es que  logró hacer un plato verdaderamente emocional y el jurado supo captar la esencia del mismo y viajar con cada bocado, algo que era precisamente lo que Begoña pretendía.

La valenciana explicó que siempre le había dado rabia pensar que ella no tenía un plato revelador que en un momento dado le había hecho comprender que quería ser cocinera, sino que llegó al oficio de rebote y desde entonces se aficionó a esta labor.

Es por ello que trató de sintetizar aquellos platos de otros lugares a través de los cuales comprendió que debía buscar una esencia propia… y vaya si lo consiguió.

Ese plato, capaz de transmitir su propia historia fue su pasaporte a la final. Algo que no está nada mal para alguien que admite no ser cocinera vocacional… pese a lo cual ha sido capaz de encontrar su propio camino sobre los fogones lo que le permite llegar a transmitir sus sentimientos mediante platos que rozan en ocasiones lo artístico.

Enhorabuena Begoña, te mereces estar donde estás.

Más información –


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *