‘EL REENCUENTRO’: Marta rompe su promesa (I)

Marta reprocha a Coyote el motivo del brindis.

Lo reconozco, me encantan los títulos con los que asegurarme algunos clicks extra. De todos modos no soy de decir mentiras. Como ya dijo la gran Chus Lampreave en ‘Mujeres’: “Si pudiera mentir, aquí iba a estar yo.”

Después de dejarnos Marta y Coyote ayer cada uno llorando en una esquina de la casa, hoy no podían otra que comenzar el capítulo del culebrón del mismo modo para no romper la ambientación creada. Marta sigue sin entender el por qué del brindis de Coyote. Ella no sólo no cree que haya pensado por él en ningún momento, sino que además no cree merecer tal humillación y además en público.

Coyote, en un intento de resolver el problema con Marta, acababa metiendo la pata una vez más volviendo a insistir en lo de “pensar por él”. Lo que Marta parecía no entender era el por qué de esa afirmación. Coyote parecía referirse a la promesa que Marta hizo de “no volver a besarse ni abrazarse”. Era justo esa acción la que, al tener que acatarla a la fuerza, tomaba como un pensamiento impuesto. Hasta cierto punto lleva razón.

Web: ER


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *