Francisco Rivera se siente indignado al no conseguir la custodia de su hija

Francisco Rivera

Francisco Rivera interpuso una demanda en 2012 para solicitar la custodia de su hija Cayetana Rivera. Finalmente, la Audiencia Nacional de Madrid se la ha denegado. Tras un pasado año lleno de juicios, litigios y comentarios salidos de tono. Eugenia Martínez de Irujo le ha ganado el partido nuevamente a su ex marido.

El torero se siente indignado por esta decisión, aunque no le queda otra que acatarla. Francisco Rivera había solicitado la custodia que siempre ha tenido Eugenia desde que se separaron. Y si lo hizo fue porque la niña así se la pidió a su padre tras terminar los estudios en un internado de Londres, allá por 2012.

De nada le ha servido toda una batalla campal que supuso terminar con la buena armonía que había entre su ex mujer, la Duquesa de Montoro y la Duquesa de Alba que siempre lo había tenía en alta estima, e incluso lo continuaba llamado ‘yerno’, a parte de acudir a verlo torear en citas puntuales. Desde la demanda dejó de hacerlo.

Fran Rivera tampoco puede interponer recurso ni volver a solicitar la custodia puesto que la sentencia es firme, ya que recurrió hace un año otra sentencia desfavorable en la que pedía la custodia de la niña, de 14 años, pero ya no caben más recursos. Por lo tanto, Tana seguirá con su madre en Madrid.

Es más, el torero no ha podido por menos de hacer unas primeras declaraciones en las cuales muestra cómo le ha sentado este jarro de agua fría: “Estoy muy indignado, pero hay que acatar las decisiones de los jueces“. Resignado, no puede hacer nada más y solo puede esperar a que su hija cumpla la mayoría de edad y pueda ser ella misma la que elija, sin tener que contar con la decisión de un juez. “No queda otra” comentaba con tristeza. “Siento una impotencia atroz”, ha declarado Fran Rivera.

Más información – Francisco Rivera cumple 40 años


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *