Generación Ni-Ni: Análisis y despedidas -Último programa- (III)

Las despedidas, como siempre, llenas de lágrimas, abrazos y promesas de cambiar. Muchos de los padres han optado por devolver a sus hijos parte del contenido de las cajas que llenasen con sus objetos más preciados. Y es que, seamos sinceros, la mayoría están a medio camino o incluso un poco más atrás de conseguir sus objetivos. Pero los padres son padres, y como tales -y en su situación- cualquier muestra de cambio por parte de sus hijos es todo un rayo de luz sobre sus cabezas. Juan Pablo, Carles y Yanira protagonizaron las despedidas más emotivas.

Uno a uno fueron abandonando la casa, quedando Javier y Viviana -casualmente- para el final. Javier daba la espalda en todo momento a Vivi, ya que se sentía tremendamente incómodo por haber descubierto que sus “machadas” habían visto la luz en el programa y ante los ojos de todos los telespectadores. Por su cara parecía que no consiguiese sacarse de la cabeza la frase que momentos antes dijo su propia madre, “Esto ya lo ha visto toda España. La vergüenza ya está pasada. Yo tuve que consolar a la madre de Vivi”. Tal y como dije antes, se despidió de todos, abandonó la casa y no se disculpó con ella.

Me resultó original este formato de ‘Generación Ni-Ni’. Sería una gran idea que decidieran pulirlo un poco más para evitar todos los problemas en los que se han visto envueltos y que volvieran a aparecer con una segunda edición.

Web: Generación Ni-Ni


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *