Generación Ni-Ni: La expulsión de Hugo y Fabiola no ha conseguido que cambie nadie. Todos despedidos. (I)

Una vez con Hugo y Fabiola fuera de ‘Generación Ni-Ni’, la rutina del grupo sigue siendo igual de pasiva. Agapito, Manuel y Paco han coincidido en una cosa y es que “no volverían a contratar a ninguno de ellos”. Como era de esperar, las críticas han sido pésimas hacia los chicos con solo un mínimo de luz hacia Viviana, a la que destacaron un día bueno de trabajo en el que, casualmente, no habían ido el resto de compañeros. De Viviana se dijo que “se deja influir demasiado por los demás”. Hugo y Fabiola recibieron la visita de Eduardo Sánchez en sus casas. Con él han trazado su plan de futuro y ambos parecen haber decidido cambiar de una vez.

Adán ha dejado muy claro que él “no quiere trabajar y punto”. Su idea sobre el programa dista mucho del proyecto real que se intenta llevar a cabo. “Yo no he venido aquí a partirme la espalda. Yo paso de ir a trabajar al campo. En Málaga no hay campo y al que hay solo he ido a fumar porros. No me voy a partir la espalda y menos para dar de comer a otros siete mongolos”. Por lo que Adán parece tomar el mismo rumbo de Viviana y Sonia, que no se han levantado para ir a su nuevo trabajo.

Por otra parte, Juan Pablo, tras una bronca monumental con el malagueño, habló con Alberto sobre su intención de abandonar el programa, ya que, a excepción de Carles, el resto no hacían nada por intentar cambiar -incluyendo la perdida de dinero que eso conlleva- y eso no le motivaba para seguir dentro del programa. Adán por su parte optó por seguir con sus cánticos violentos de “machaca cabezas” de siempre. Parece que esa sea la única manera que tenga el malagueño de arreglar las cosas. Una pena.

Web: Generación Ni-Ni


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *