Generación Ni-Ni: Organizando los planes de futuro (I)

Los chicos están terminando su última semana en ‘Generación Ni-Ni’. Lo único que les queda por hacer es organizar sus planes de futuro con los psicólogos y, de nuevo, con la ayuda de Eduardo.

El reparto de bocadillos de la ONG funcionó a la perfección. Tanto de día como de noche, los chicos mantuvieron el ritmo de trabajo, recibiendo por ello el agradecimiento de muchos de los indigentes atendidos. Javier y Adán recibieron un consejo extra de boca de uno de los sin hogar a los que llevaron la comida. “Yo empecé robando a los dieciseis y miradme ahora. Si no queréis veros como yo, olvidaos de el alcohol y las drogas”. Javier tomaba el consejo muy enserio, al contrario que Adán, que dejó bien clara cual era su posición ante ese consejo dado por “un borracho tirado en la calle”. “Yo nunca voy a estar así, porque tengo dos manos para trabajar en lo que sea. Y si no puedo tengo, las casas de toda mi familia”. Por lo que, creo que queda claro, Adán para su futuro solo necesita encontrar timbres a los que llamar en caso de necesidad.

De todas formas, Adán parece preocuparse exclusivamente de su “amistad” con Sonia. Quizás sean sus “acercamientos” lo único que el malagueño haga con ganas. Y es que, como él mismo se ha encargado de repetir, “las mujeres son un problema para mí”.

Web: Generación Ni-Ni


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *