Generación Ni-Ni: Organizando los planes de futuro (III)

Sonia, a la hora de presentar sus objetivos, optaba -desde mi punto de vista- por tomarse la mayor parte a guasa. O más que a guasa, a demostrar que si quería entrar en ‘Generación Ni-Ni’ era por darse a conocer y mostrar al mundo su afición al rap, ya que entre sus planes de futuro solo parecían encontrarse bocetos de ideas donde solo aparecían nombres de amistades y viajes por el mundo. Durante las presentaciones de sus compañeros, Sonia recibía un toque de atención de Silvia por sus comentarios poco adecuados.

Adán se negó, para variar, a participar en la muestra de objetivos para el futuro. Como siempre, y haciendo aspavientos, el malagueño abandonaba la sala de reuniones entre amenazas, “No voy a decir nada y punto. Y si seguís con esas, rompo el cartel”. Un rato después, Carles y Juan Pablo convencían a Adán de que colaborase, aunque tampoco sirvió de mucho, pues su presentación se limitó a “Hola, soy Adán y no se que quiero ser de mayor”. Alguien debería decirle a este chico que “mayor” ya lo es y que actitudes como la suya desembocan en eso que le contó aquel “borracho tirado en la calle”. Y es que, después de su afirmación a Eduardo, “Yo no voy a dejar de consumir hachís, porque me gusta”, creo que lo de cambiar y trabajar ha quedado a un segundo plano bastante claro.

El próximo programa de ‘Generación Ni-Ni’ será el último y podremos ver el reencuentro con sus familias.

Web: Generación Ni-Ni


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *