‘Geordie Shore’: aburriendo y repitiendo hasta el hartazgo (III)

Geordie Shore

Y luego tenemos a los dos de siempre. Sí, Charlotte y Gaz. Qué novedad, ¿verdad? La feria entre estos dos se había quedado con Charlotte borracha cual perra, metiéndose a escondidas en la cama de Gaz y con este huyendo de ella, ya que esta vez ella tenía novio y además había sido presentado en la casa. ¿Os acordáis de la fiesta de Sophie y Vicky? Pues ahí.

Pero Charlotte quiso ser correcta con su chico y quedó con él para contarle la verdad. La verdad no era otra que, estando borracha y sin saber dónde tenía la mano derecha del tremendo pedo que paseaba esa noche, se había metido en la cama de Gaz, cama en la que había dormido sola porque Gaz se piró al momento de verla llegar. ¿Cómo fue la reacción del novio de Charlotte? Mala.

Charlotte se volvía a casa llorando, con los taconazos en la mano y sin novio. Casi que sólo faltaba la lluvia y el violín de fondo. ¡Vaya película! El novio de Charlotte se levantó, se fue y la dejó sola. Se acabó lo de tener novio. Aquí algunos dirán que “qué exagerado, si no pasó nada”, y otros dirán que “muy bien hecho, ya que fue ella la que quiso meterse en la cama del otro”. Yo creo que me vuelco por los dos lados. Uno… que no le gusta mojarse por una vez… qué le vamos a hacer.

Más información – ‘Geordie Shore’: aburriendo y repitiendo hasta el hartazgo (II)
Fuente – Geordie Shore
Foto – MTV


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *