Geordie Shore: me amargo, bebo y destrozo la casa

Geordie shore

Algunos pensarán: “Scott se ha vuelto a emborrachar y ha vuelto a liarla parda en la casa”. Pues no, en este momento volvemos a los inicios… volvemos a Charlotte en su versión psicótica… no psicótica por Gaz, pero sí psicótica por Gaz… me explico genial, ¿verdad? Espera, que te lo explico un poco más a fondo y verás que lo entendemos todos.

A Charlotte, lo de estar al otro lado del mundo, sin su chico y con Gaz al lado, le tiene un poquito a mal traer. Lo bueno es que por fin estamos a viendo a una Charlotte que realmente pasa olímpicamente de Gaz… y eso es bueno. Antes, cada vez que decía que “Gaz ya no le importaba”, casi se le veían los dedos cruzados detrás de la espalda. Pero no sé qué será lo que le ha dado su chico nuevo, pero ha conseguido quitarse a Gaz de la cabeza del todo.

Pero claro, teniéndole cerca y teniendo que convivir con él ya es algo diferente. No siempre uno está dispuesto a soportar a alguien al lado y sobre todo cuando ese alguien ha sido una persona importante para ti. ¿Cómo se quita Charlotte esos problemas de encima? Poniéndose borracha como una perra. ¿Qué es lo que hace cuando se emborracha como una perra? Destroza la casa. ¿Qué es lo que ha destrozado ahora? El armario de las chicas. Como ahora la castiguen y a Scott sigan sin decirle nada lo mismo lío yo una Marimorena.

Más información – Geordie Shore: Charlotte se pone en plan Pantoja


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *