‘Geordie Shore’: Holly, Kate y Vicky, trío de reinas (I)

Geordie Shore

Esto no puede seguir así. No puedo terminar de ver cada capítulo con esta sensación tan horrible de déjà-vu. Esta cuarta temporada está resultando ser totalmente sobrante. Sus hilos argumentales siguen siendo exactamente los mismos de todos los años. Y lo peor no es eso, no. Lo peor es que, al intentar crear algún giro que sorprenda al espectador, vuelven a recurrir a los mismos giros de siempre, sólo cambiando al protagonista.

A Charlotte parece haberse olvidado de su novio en lo que tarda en beberse un chupito de lo que sea. Tanto drama por haberse quedado sin chulo y ahora resulta que está encantada de la vida, destrozando la casa -como siempre- y de fiesta en fiesta como si no hubiese un mañana. Esta chica ha pasado de ser uno de los puntos fuertes del programa, a ser un refrito de sí misma bastante desagradable. Además ya hemos visto que volverá a pasar por la cama de Gary… algo muy poco original. Luego vendrá diciendo que está enamorada de nuevo. Como si lo viera.

También hemos podido ver qué tal ha ido el cumpleaños de James en Dublín. Todo el grupo -menos Ricci, que se había marchado la semana anterior- se marchó a Irlanda a celebrar el cumpleaños de su compañero durante toda una semana. Así se celebra un cumpleaños: con tiempo de sobra.

Más información – ‘Geordie Shore’: crisis en el paraíso… otra vez (III)
Fuente – Geordie Shore
Foto – MTV


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *