Geordie Shore: la guerra de chicas continúa

Geordie Shore

Esto era cuestión de horas. Charlotte y Holly sólo tienen diez uñas en las manos y no podían quedar arreglándoselas cuatro días. Cuando llegaron a la casa, Marnie estaba arriba, tumbada en la cama. Pero las chicas daban por hecho que Marnie, si no había llegado, estaba seguramente por llegar, así que fueron a preguntarle a Gaz. Las chicas pueden ser muy insistentes cuando quieren… y ahora querían. Gaz se negó a decirles al principio que Marnie había llegado, pero viendo que Charlotte y Holly no dejaban de presionarle, les acabó por contar que Marnie estaba arriba.

Holly y Charlotte no necesitaron ver a Marnie para empezar a volverse locas. Las patadas, los puñetazos y golpes en general al mobiliario inundaron la casa en cuestión de segundos. Marnie se quedó arriba escuchando todo lo que las chicas decían, hasta que apareció el calificativo de “zorra”. Marnie salió como una bala de la habitación, pero se quedó arriba por si acaso.

Las chicas quisieron echar a Marnie de la casa, pero no pudieron. Marnie volvió dispuesta a quedarse hasta el final. Los insultos volvieron a volar. Pero las chicas no contaban con algo y eso era que los chicos ya hubiesen hablado con Marnie y hubiesen “resuelto sus problemas” con ella. Charlotte y Holly explotaron todavía más al ver que sus palabras habían caído en saco roto y que Marnie había vuelto a ganar su lugar junto a los chicos.

Más información – Geordie Shore: ¿y si vuelve Marnie?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *