Geordie Shore: la terrible marcha de Charlotte (I)

Geordie Shore

Esto sí es un final de temporada y no el de la tercera de Sherlock, que vaya cagada, por cierto. ‘Geordie Shore’ ha terminado este año con su séptima temporada. Siete temporadas grabadas en dos años. Dos años en los que de Newcastle se fueron a Ibiza, a Cancún, de tour por Europa y hasta a Australia.

Además esta séptima temporada vino bien cargadas de problemas detrás de las cámaras. Vicky detenida por una pelea y expulsada del programa hasta nueva orden, y Sophie, que por comentarios racistas, también acababa volando de la casa de Newcastle, pero ella sin opción a vuelta. De todos modos Sophie no ha lamentado demasiado estar fuera del programa, y es que, como buena humana, grabar siete temporadas en dos años es algo agotador y muy poco recomendable cuando intentas mantener una relación en el exterior.

Pero los problemas de los geordies también llegaron a los habitantes de la casa. El grupo pudo conocer por fin al famoso novio de Charlotte: Mitch. Quizás por los nervios de verse rodeado de cámaras y no sentirse preparado para dar ese paso -aunque sólo fuese para una noche-, Mitch se presentó borracho a la cita y acabó liando la de San Dios. Al día siguiente, ya con todos de vuelta en Newcastle, Charlotte no pudo soportar ver cómo todo el grupo sólo hablaba del tema de Mitch.

Más información – Geordie Shore: Mitch es un capullo integral


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *