Geordie Shore: Mitch es un capullo integral

Geordie Shore

Todo el grupo se ha marchado a Londres. El viaje lo organizó Scott. Su intención era salir de fiesta y, al día siguiente, dedicarse a bajar por la pared de un edificio colgado de una cuerda. Además todos quieren que, aprovechando que están en Londres, Mitch salga con ellos para poder conocerle de una vez, ya que toda la casa ha llegado a dudar que Mitch exista.

Pero Mitch sí que existe y dio la sorpresa a Charlotte presentándose en el club en el que estaban de fiesta… aunque Mitch llegó borracha como una perra. Las primeras impresiones son algo muy importante para la mayoría de la gente y Mitch no quedó en muy buen lugar para nadie, ya que resulta tener pedos violentos. Insultó a Charlotte llamándola “putita” en varias ocasiones, se enfrentó a casi todo el grupo y acabó llevándose a Charlotte a su casa.

Lo peor de todo era que Charlotte había salido del club llorando por el comportamiento de Mitch. Iba tan borracho que Charlotte no terminaba de tener claro si le estaba dejando o no. Charlotte se llevó a Mitch y a Holly al hotel y allí, Mitch, siguió insultando a Charlotte. Holly explotó como nunca y se enfrentó a Mitch prohibiéndole que insultara a su amiga. Pero Charlotte, en vez de darle puerta a Mitch, prefirió irse con él a su casa y dejando a Holly llorando en brazos de Gaz. Esto traerá cola.

Más información – Geordie Shore: todo resuelto entre las chicas… por fin


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *